Estas son las cosas que he ido escribiendo antes de tener el blog operativo. Así que aquí van algunos días de un tirón. Por supuesto, en verdana.


30/08/2008

Desde anteayer estoy ya solo en Brno, mi hermana y A. ya se han ido. Fuimos a Viena a que cogieran el avión rumbo Madrid de nuevo. Austria, a pesar de ser un país desarrollado, nos ha defraudado. Y eso a pesar de que A. quedó encantada con lo ordenaditos que los agricultores tenían sus campos: nada de todos los aperos en cualquier sitio; todos juntos, a mano y para que no se pierdan. Pero cambió de opinión al llegar a Viena: apenas había señalización para el aeropuerto. En España, a lo mejor por ser el turismo la principal industria, el avioncito se ve kilómetros y kilómetros antes de llegar al aeropuerto o a la carretera que te lleva a él. Aquí no es así, el avioncito aparece, luego desaparece…menos mal que hacerse 3000 km en un Fabia te ayuda a fijarte en el número de carretera, y es más difícil que te pierdas; pero aún así, llegamos con la hora justa. Y el aparcamiento del aeropuerto, más de lo mismo, dimos no sé cuantas vueltas antes de entrar en uno de ellos, y además sin saber si estaba cerca o lejos de la Terminal 2. En definitiva, que los austríacos nos han defraudado y mucho, nosotros que los teníamos en tan alta consideración, tan precisos ellos, tan ordenados. Al volver yo solo, descubrí que habíamos hecho kilómetros de más, porque no había que haber entrado tanto en Viena…¡pero quién sabía eso, si no había avioncito!

Esa noche descubrí una pizzería en el barrio, monísima, Toscana se llama (muy propio). Me siento, me dan la carta, una carta con forma de pizza que se abre por la mitad (a ver si algún día le hago una foto) y junto con la presbicia que me ataca, la tenue luz (para hacerlo más íntimo, claro) y la tipografía que usaron para darle más caché me fue imposible entender lo que ponía, no distinguía las letras, por lo cual tuve que pedir un poco a ciegas. Eso sí, con mi diccionario de bolsillo de español-checo sobre la mesa. Pedí “pizza americana”, que por lo que pude entender llevaba jamón y algo más. Ese algo más era ¡patatas fritas! encima de la pizza. Total por un poco más de colesterol. Pero lo denigrante llegó a la hora de pagar: el pico eran 47 kc, y como me hice un lío con las monedas, extendí la mano y el camarero iba cogiéndolas y poniéndolas sobre la mesa…al más puro estilo guiri de la Costa del Sol, denigrante. Poco a poco voy perdiendo el glamour, pero que no se entere nadie. A la noche siguiente, o sea, anoche, volví a ir. Pero esta vez una de las camareras hablaba inglés, un alivio. Me tengo que buscar ya un profesor de checo, urgente.

Como se puede ver, mi vida aquí ha comenzado y ya no hay quien la pare. El lunes empezamos a trabajar, a ver qué me encuentro. Y a ver si tomando contacto con el resto de la gente, vamos poniendo esto un poco en claro: buscar piso, profesor de checo, por donde divertirse, etc.

Mi compañero de habitación, que lo ví el día que llegué y despareció, resulta que ha vuelto…y es que se fue a Francia. Y yo preocupado porque el niño no venía a dormir a casa… Es negro, pero francés. También va a trabajar en lo mismo que yo, pero en francés. Esto cada vez me asusta más: qué tendrán allí montado esta gente, con tanto idioma. Si al final tendrán razón con lo de la multiculturalidad, que no era sólo propaganda barata. Ya lo iremos viendo, día a día y poco a poco.

31/08/2008

Hoy he ido a la empresa con un compañero de piso rumano, para ver el camino y que mañana por la mañana no me pierda. Es fácil llegar desde aquí en coche, no tiene mucha pérdida la verdad. Espero que mañana por la mañana no me líe y acabe no se sabe donde, que todo puede pasar. Por cierto, los rumanos están por todas partes: aquí, excepto mi compañero de habitación y yo, el resto son rumanos. Y, claro, hablan en rumano entre ellos; menos mal que uno tiene el oído acostumbrado a ese idioma, aunque no lo hable. Lo que me faltaba era salir de aquí hablando rumano. ¡Los designios de Dios son inexcrutables!

Es domingo, y no hay nadie por la calle. No sé donde estará la gente, porque playa aquí no hay. El rumano y yo hemos ido a comer a la pizzería Toscana, y estaba casi vacía, y eso que eran casi las dos de la tarde. Ayer sábado en el centro pasaba lo mismo. Todas las tiendas cerradas, excepto las de las multinacionales tipo Zara, H&M y muy poca gente paseando o sentada en los bares y restaurantes. Supongo que harán algo durante este tiempo: otra cosa a investigar. ¡qué lucha, qué lucha!

02/09/2008

Hoy ha sido un día agotador. Y no precisamente por haber hecho una mudanza, sino por las interminables horas de formación…¡en inglés! Las primeras horas de la mañana, bien. Pero a medida que el día avanzaba, cada vez me costaba más prestar atención y enterarme de lo que decían estos buenos señores. Si es que no puede ser, no puede ser. Encima la hora de la comida ¡a las 12:30! Pero si esa hora casi que acabamos de desayunar en España. Pues nada, al bar a comer un buen plato de filete de cerdo empanado con patatas cocidas y coca-cola por 65 kc. Y todo en una hora. Lo malo del asunto es que cuando acabe la formación y esté trabajando de verdad, ¡media hora para comer! Me veo llevando tupers de un lado a otro; tendré que sacar la buena maruja que hay en mí… una vez más. Y además, a trabajar del tirón, sin una siestecita ni nada, es que no hay derecho. Así hasta las 17:30, eso sí, con sus correspondientes descansos de 15 minutos, que da tiempo a tomarse un café de máquina y fumar un cigarro rápido.

Continúo buscando casa. Los precios están por las nubes. Creo que me voy a tener que despedir de un apartamento para mí solito: 8000-10000 kc por un estudio!!! Todo lo que he visto ha sido por internet, no sé si los precios serán los mismos. Con este horario de formación no me da tiempo a ir a ninguna inmobiliaria, como aquí cierran todos los comercios tan temprano, no se tiene tiempo para mucho al salir de trabajar, la verdad. Pero digo yo, la gente se apaña, con lo cual yo también me apañaré. No veo la hora en que vaya yo a mi mercado a comprar mis frutas y hortalizas, me haga yo mis guisitos tan estupendos, con su caldito espeso…mmmm se me hace la boca agua. Aunque prometo aprender alguna recetilla checa… ¡cuando aprenda el idioma y sea capaz de leer alguna!

Esta tarde, después de trabajar, le he enviado un mensaje a M. para chatear un ratillo por internet. Como aquí hay muchos bares, restaurantes y demás lugares de ocio donde el wi-fi es gratis (sólo tienes que consumir), me voy a uno de ellos, me tomo un capuccino y a conectarme. Pues al final no ha aparecido el susodicho. Supongo que se le habrá complicado la tarde, porque estaba en Alcampo cuando le envié el mensaje. Otro día será.

Volviendo al tema del piso, me ha dicho mi compañero de habitación que una compañera le ha ofrecido compartir el piso entre tres a razón de 8000 kc por cabeza, en pleno centro y nuevo. Cuando vuelva de Francia, que se va mañana, ha quedado en hablar más en concreto con ella. Sobre mis compañeros de grupo, poco me pueden ayudar. Uno vive con la novia, otro está muy a gusto en el apartamento que le ha proporcionado la empresa, y las chicas, pues más de lo mismo, una vive con el novio, y la otra busca compartir con una chica. ¡Qué ganas tengo de enchufar la Nespresso y tomarme un café en condiciones!

En este barrio tengo problemas de comunicación. Ni en el estanco, ni en la cafetería que es ciber hablan inglés. Tendré que tirar de una vez del magnífico “checo para el viajero” que me regaló M. antes de venirme. Decir ya de una vez “prosím, dekuji, jedna káva…” (por supuesto, faltan acentos en estas palabras, en este teclado español ni existen).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a

  1. Zeltia dijo:

    aquí estoy leyendo desde el principio tu aventura! así a ratillos sueltos, es un buen entretenimiento y aprendoaunque me faltan datossé que fuiste ahí a trabajar?o de becario?es que no sé por qué te imagino jovencitoaunque por otro lado me parece recordar que ya llevabas bastantes años independizadoy viviendo en pareja con otro chico?es que como sigo otros blogs, se me mezclan los personajespero nada, esto es como las novelas, que al principio se hace una un lio con los persoanjes.:-)un saludo, desde A Coruña

  2. Como has podido ver no es un blog de viajes, sino mis aventurillas aquí en esta república. Me vine a trabajar, después de la experiencia vital de la que ya has leído un pequeño resumen…y aunque ahora esté viviendo una segunda juventud, no soy para nada joven. A medida que vayas avanzando en el blog, tendrás datos para averiguar mi edad jejejeje Y no te preocupes por los personajes, también un poco más adelante abandono los iniciales para darles nombre.Saludos desde Brno y gracias por leerme.

  3. Wunderk dijo:

    ¡Esas también fueron mis primeras (y prácticamente únicas) palabras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s