La ventanilla del coche

10/09/08

Ayer llevé el coche al concesionario para que me pusieran la ventanilla. Otro madrugón. Resulta que abren a las 6:30 de la mañana. A esa hora quedé con B., mi “trainer” para que me acompañara. ¡Menos mal! Nadie hablaba inglés en el taller. Y ella, muy amablemente, me hizo de intérprete…y eso que es eslovaca. Además, dio su teléfono para que la llamaran a ella en lugar de a mí mismo. Todo un detalle. Pues hoy la han llamado para decirle que el coche ya estaba y que era menos de lo presupuestado. Por lo que parece, no son muy finos haciendo presupuestos ¿o me la habrán puesto de segunda mano? Mañana por la mañana, otro madrugón, saldré de dudas. Es que cierran a las 6 de la tarde y no me da tiempo a llegar desde el trabajo en tranvía, así que tengo que ir por la mañana, y empiezo a las 9. Nunca le estaré lo suficientemente agradecido a B. me ha facilitado mucho la cosa, la verdad.

En el trabajo, las cosas siguen su curso, es decir, curso y más curso. Hoy además, hemos tenido reunión individual con la jefa del proyecto, simplemente para conocernos a cada uno, que no nos conocía. Lo normal, qué nos parece la formación, por qué esta empresa, en mi caso por qué la R. Checa. Vamos, lo normal en estos casos. Ya llegarán los tiempos en que estas reuniones sean para tirar de las orejas.

Después del día que ha hecho, ha empezado a llover. Con el calor que ha hecho hoy, madre mía. Pues han caído esta noche un par de buenos chaparrones. Yo estaba tan plácidamente en la pizería “Toscana”, ya sabéis, la de la carta original. Siempre se me olvida llevarme la cámara para hacerle una foto…aunque se la puedo hacer con el móvil.

Ayer estuve chateando por el “messenger” con M. Como no nos mandamos correos electrónicos, A. de momento no tiene que fiscalizar nada. Porque no voy a guardar las conversaciones y enviárselas, más que nada porque a veces suben de tono jejejeje pero de ahí no pasan. De momento, A. puede estar tranquila: no me vuelvo. Más que nada porque sin papeles del coche no puedo salir del país y circular libremente por media Europa. Pero, vamos, que de momento no me voy.

Como he estado sin coche, he usado el tranvía. Creo que me voy a olvidar del coche por una temporada. Resulta que usando el tranvía se hace uno más con la ciudad. No sé, se conoce más. Me saqué ayer un bono para 14 días, y por supuesto lo voy a usar los 14 días. El transporte público funciona muy bien, es puntual y llega a todos sitios, maravilloso. Y también hay nocturno, con lo cual puedo salir de marcha y beber (aquí el índice de alcohol es 0,0).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La ventanilla del coche

  1. adefcaro dijo:

    Hola, soy A. en una palabra: “maravilloso”. Vale que no tenga que fiscalizar nada todavia, pero tú de ahí no te mueves hasta Semana Santa… que ya sabes lo que hemos hablao tu y yo…Me ha conmovido tu detalle de escribir en Verdana, gracias… de verdad…Aprovecho la ocasión para pedir adeptos para la plataforma pro-abolición de la Times New Roman.Sigue metiendo en verea a esa gente a ver si cuando vayamos a buscarte están mas educaditos.

  2. zeltia dijo:

    a mí también me gusta escribir en verdana,aunque si visitas mi blog, verás que sólo la uso para los links y en contadas ocasiones.(es como mi letra de "fiesta")

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s