Tengo un problema

Tengo un problema. Un problema que no sé como solucionar. Tengo tres alternativas, una de ellas la he agotado ya y no ha dado resultado, con lo cual ya sólo me quedan dos. El problema es el siguiente: no sé donde tirar la basura. La orgánica, porque yo como estoy muy concienciado con el medioambiente, selecciono la basura. Y con el plástico, papel, vidrio y botellas de pvc no tengo problema, frente a mi casa hay un contenedor para cada cosa. ¿Pero dónde c. está el contenedor para la orgánica? A eso de las ocho de la tarde, veo en la puerta de las casas un cubo que pone “sako”. Pero en los bloques de apartamentos nada, ni en el mío ni en los otros. Y esto lo sé porque la solución agotada a la que me refería era darme una vuelta por los alrededores. Pero nada. La otra noche me bajé a eso de las nueve con mis tres bolsas (papel, plástico y orgánica) a depositarla en el correspondiente contenedor. Y me quedé sin saber dónde echar la orgánica; como digo, me di un paseo por el barrio con mi bolsa de basura. Sin éxito. Al final, la eché en el cubo de un vecino y eso no está bien. Y luego, cuando volví me puse a espiar a los vecinos de mi bloque, a ver si alguien salía a tirar la basura. Nadie, la soledad y oscuridad más absoluta. De vez en cuando me situaba en la terraza un rato al acecho de los vecinos, pero el frío me obligaba a retirar la vigilancia.
Y me quedan dos opciones: una de ellas es buscar de puerta en puerta en todo mi bloque a alguien que hable, medio hable, o chapurre inglés y preguntarle. Si es buen vecino, me dará las explicaciones correspondientes. La otra, que es un poco más drástica, consiste en ir a la puerta de al lado con la bolsa en una mano, llamar y mediante gestos tratar de obtener alguna información (imaginad, la bolsa de basura en una mano y señalarla con la otra, dejarla en el suelo, y con la cara y las manos hacer gestos de “no sé” o “¿dónde?”).
Le he preguntado a Z. que como es medio de aquí, igual sabía algo. Y dice que debía haber un contenedor frente a mi bloque. Aunque después me ha confesado que ella tiene el mismo problema: no hay contenedor en su bloque. He mirado en el sótano, donde están los trasteros por si estuviera allí. Pero nada que indique basura, ni una pista.
A las 9 cierra el supermercado de aquí abajo, con lo cual podría dejar mi basura junto con la suya. Pero resulta que como la puerta de mercancías está abierta cuando están cerrando, ponen vigilancia. Otra opción que no me vale. Y como no encuentre una solución pronto, voy a sufrir “síndrome de Diógenes” y lo que me faltaba aquí es ¡tener que buscar un psiquiatra!
¡Ay, qué dura es la vida del emigrante!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tengo un problema

  1. zeltia dijo:

    jajaja, qué cosas cotidianas y nimias que en nuestra ciudad conocida no significan nada, nos pueden dar tremendos quebraderos de cabeza!supongo que a estas alturas ya lo habrás solucionado, porque si no estarías escribiendo el blog con mascarilla de oxígeno subido a una montaña de basura.yo habría optado por la solución de ir con la bolsa en la mano al vecino de al lado y/o enfrente y por señas hacerme entender.¿cual será el misterio?¿habrá un triturador de basuras debajo del fregadero?seguiré leyendo para satisfacer esta intriga, más lograda que las de hichcock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s