La lupa

Hoy han pasado dos cosas que no pueden faltar en este blog. Esta mañana fui a Ikea a descambiar la lámpara que compré el otro día y que no funcionaba. Por cierto, he cambiado el minimalismo por los colorines, si es que es lo mío. Bueno, a lo que iba. He cambiado de lámpara, y claro, he sido víctima del consumismo y he comprado más cosas. Pero no es de Ikea de lo que quería hablar, sino de Tesco. En el mismo parque comercial hay un Tesco, así que me fui a tomar un café (aunque aquí ya no eran horas de café sino de comer) y a ver si tenían una tarjeta para la cámara a buen precio. La tenían, no a buen precio, pero la tenían. Es que M. me puso los dientes largos, y yo también quiero hacer fotos panorámicas, y mi cámara sólo las hace con tarjetas Olympus. Víctima del consumismo otra vez, compré una mochila para el portátil, muy mona y rebajada 500 kc; es que ya iba siendo hora de proporcionar al portátil un alojamiento más digno, no la mochila de la playa. Al ir a pagar me pongo en una caja que no había nadie, no iba a hacer mucha cola para dos artículos que llevaba. La cajera, entradita en años, en torno a los 50 si no los pasaba con creces, muy rubia ella y con el polo de Tesco superior en dos tallas a la suya. Pasa la tarjeta de memoria por el lector de códigos, pasa la mochila y no la lee; pone los números a mano, con dificultad porque el código de barras era muy pequeño. Y tampoco pasa. Así que ni corta ni perezosa se pone a rebuscar debajo de la cinta de la caja. Yo creía que buscaba el teléfono para llamar al encargado de sección o a alguien que le buscara el código. Pero no, saca una especie de neceser y se pone de nuevo a rebuscar. Y saca…..¡una lupa! Y sin complejo ninguno, lee los números a través de la lupa. Por supuesto, esta vez sí pasó. Es que la presbicia ataca sin remedio, y no hay manera de defenderse. Lo digo yo, que sufro de sus ataques.
Para ir a Ikea he descubierto un nuevo camino, más corto, desde mi casa. Usando el sentido común pensé que si por esta calle se va a Bratislava también se iría a Ikea que está “směr Bratislava”. Para ir, perfecto, a la primera. Lo malo fue a la vuelta. Me equivoqué al salirme de la autovía, que es lo mío. Pero no pasa nada, veía la chimenea de “Sako” que hay cerca de mi casa, y la tomé como guía. Como ya he dicho, aquí soy muy cumplidor de las normas, respeto las señales de tráfico más que cuando estaba de prácticas para el carné. Tenía que girar a la izquierda, pero con las obras no se podía. Continúo hasta una rotonda, giro, y cojo el sentido correcto. La verdad es que no tenía ni idea de donde estaba, porque había perdido de vista la chimenea. Pero bueno yo palante, a algún sitio conocido llegaré. Al poco, veo un coche de policía parado y un agente que se baja…y yo pensando “Virgen de Regla, Virgen de Regla que no me paren, que no me paren” El corazón que se me salía, las piernas temblorosas, un sudor frío por la frente (expulsando la crema hidratante). Hubo suerte, ya tenían a otro coche parado. Como un gitano, con miedo a la Guardia Civil. Y yo iba perfectamente en regla, con las luces encendidas, por debajo de la velocidad límite para la carretera, había hecho la rotonda perfectamente…pero no puede evitar el mal rato. Un gitano, un gitano.
A este paso dentro de nada me voy a conocer la ciudad y los alrededores perfectamente, como si fuera de aquí. A golpe de equivocarme.
Hasta el párrafo anterior era sábado. Pero esto ya lo escribo el domingo. Hoy ha hecho un día estupendo, frío, pero con un sol que invitaba a pasear. Así que me he tirado a la calle a hacer las fotos que tenía pendientes. Y he hecho algunas. Y también me he estrenado con las panorámicas. En otra entrada pondré alguna, aunque reconozco que tengo que perfeccionar la técnica si quiero hacerle sombra a M. Lo malo es que todas las fotos son de postal, con lo que las odio. Pero me justifico diciéndome que es para enseñarle a la gente como es Brno, porque lo que se ve en la página del ayuntamiento no le hace justicia, la verdad. Si alguien quiere alguna foto, que la pida y se la envío. Después he quedado con Z. para comer ¡a la una! y dar un paseo. Hemos decidido empezar ya de una vez a conocer la R. Checa, y hacer excursiones. Por cierto S. y Z. es la misma persona, es que su nombre se escribe con z pero se pronuncia con s, que es como el resto de los mortales lo conocemos. Y para ponernos en marcha en nuestro proyecto, hemos visitado algunas librerías buscando libros de rutas por este país, de fin de semana o de un día si está cerca. ¡Hay que poner el Fabia de nuevo en marcha!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La lupa

  1. zeltia dijo:

    no me extraña que te asustaras al ver a la poli, con la afición que te tienen! y después todas las dificultades…veo que te desenvolviste estupendamente estos primeros tiempos! y ni te sentías solo, ni nada.(bueno, retomé la lectura de tu blog después de unos dias que estuve pachucha de una muela, y hoy me la extrajeron, vaya carnicería, puntos y todo me han dado. No sé si lees los comentarios que te dejo, seguramente los espacie más para poder leer más deprisa.un saludo, que hoy empezó el otoño)

  2. ¡Claro que leo todos los comentarios que haces! Primero, porque me halaga mucho que te hayas tomado tanto interés en mi blog, que no deja de ser algo que he creado para familiares y conocidos.A medida que avanza el blog voy añadiendo fotos, sobre todo cuando hablo de alguna visita turística.

  3. Wunderk dijo:

    Yo estuve en Praga en el 1995, en 1996 de paso en mi estancia de un mes en Brno y ya con los alumnos en viaje de estudios en el 2004… y menuda diferencia.En el 1996 todavía estaba cerca la caída del muro de Berlín… y allí no había ni Ikeas ni Tescos ni ná de ná… Todavía los supermercados tenían la pinta de tiendas de racionamiento. Eso me impactó una barbaridad.Cuando volví en 2005 ya lo vi todo mucho más globalizado, con tiendas por todas partes. Esto convencidísima de que para los checos seguro que ha sido muchísimo mejor aunque yo sentí en cierta forma que aquello había perdido un poco su idiosincrasia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s