Carta de mamá

(Esta entrada, que la escribí el día 25, es la comparsa del blog, las otras son las chirigotas jejeje)

Mi madre (08.09.1934) escribe correos electrónicos. A su hijo que está en Checoslovaquia. Aunque ella los llama cartas. “Carta de mamá” los encabeza. Ella no tiene cuenta de correo electrónico, así que yo le escribo a mi hermano y a una de mis hermanas, y ella le da mi carta. “He leído todas tus cartas, hijo” me dice. Yo la verdad es que no me imagino a mi madre delante del ordenador escribiendo un email. Y hoy le he preguntado si los escribe ella. No, es mi sobrino, o sea, su nieto quien los escribe. Ella dicta y él escribe y lo envía. “Él hace todo lo que le digo”. Yo es que lo veo, mi sobrino, que perfectamente podría pasar por un checo dicho sea de paso, sentado al ordenador y mi madre dictándole, “ojú agüela” y haciéndole mil preguntas sobre cómo funciona eso del internet. Porque según dice mi hermano, le sorprende mucho que escribas una carta y al momento esté en su destino, aquí tan lejos. Que nadie piense que mi madre es cateta o inculta. Ni mucho menos; pero la pobre se ha tenido que adaptar a tantos cambios imprevistos en su vida, que con esto de las nuevas tecnologías ya no puede. Pero, como veis, las usa. Me podría enviar una carta ordinaria, pero no lo hace, usa el correo electrónico. Y cuando descubra la videoconferencia, me veo diciéndole a BridgetJones o Entretenido me voy que tengo cita con mi madre.
De ella hemos heredado esta cualidad de ver la cara simpática de las cosas, y contarlas de esta forma tan peculiar. BridgetJones me dice, claro es que como cuentas las cosas así, pues no puedes evitar reirte. Pues las cuento de la única forma que sé. Algunos me preguntan de dónde saco esta manera de ver las cosas. Pues herencia materna, contesto, yo no soy nada comparado con ella, si la conocierais… y los cinco somos así, no se cual de todos es peor, pero todos somos así. Y se lo tenemos que agradecer a mamá, por supuesto.
Mi ex me dijo el día que quedé con él para decirle que me venía a Brno, ¿dónde?, cuando ya la cara volvió a su color normal después de haber pasado por toda la gama de colores que la piel humana puede soportar, que yo tenía recursos de sobra para salir adelante aquí. Pues también gracias a mamá.
Esto no es un ataque de nostalgia. Es que hoy he hablado con ella por primera vez desde que me vine. Hasta ahora toda la comunicación ha sido a través de los emails que le enviaba a mis hermanos, y ellos lo filtraban debidamente. Mi madre no sabe de la existencia de este blog. Como ya he dicho en varias ocasiones, ya estoy mucho más relajado, lo más duro ha pasado ya, las cuestiones prácticas y urgentes están ya más o menos solucionadas o en vías de ello. ¿Estresado tú? Me dice BridgetJones. Pues sí, qué pasa, yo también me estreso. Y como ya no pienso tanto en esas cosas, tengo más tiempo para pensar en mí. En un libro de autoayuda dirían que ahora tengo tiempo de encontrarme a mí mismo. A lo mejor es eso. Pero lo cierto es que ya tengo la mente mucho más despejada. Así que a abrir las puertas y ventanas de par en par y dejar que entre aire fresco.
Una de las primeras veces que hablé con BridgetJones me preguntó qué esperaba yo de la empresa y con mi traslado a Brno. Sobrevivir, le contesté yo poniendo cara de pena-sorpresa-cogido en falta. Ella pensaría, y éste de dónde ha salido. Yo también, me dijo. Empezamos a reirnos. BridgetJones no esperaba esa respuesta, claro. Y en ese empeño estamos los dos desde entonces, en sobrevivir. De momento, lo vamos consiguiendo. Muchas de las entradas de este blog se las debo a ella. Me dice, esto lo tienes que poner en tu blog, y yo, obediente, lo pongo. Aunque últimamente me he puesto un poco celoso, porque el blog parecía más suyo que mío. ¡Sólo hablaba de ella!
Y como esta entrada me está saliendo así como un poco de agradecimientos, pues voy a seguir. Los primeros, mis hermanos, por supuesto. Cuando fui aquel fatídico fin de semana a anunciar la buena nueva, iba muerto de miedo por su reacción (sobre todo de mi hermana mayor, que cuando se lo estaba diciendo la cara le cambiaba por microsegundos). Aunque alguno de ellos tenía sus reservas, me han apoyado y animado en esta aventura tan a destiempo que estoy viviendo (no se suelen hacer estas cosas a estas edades), han suavizado las cosas a ojos de mamá, por mí y por ella, tratando de convencerla de que era lo mejor para mí después de lo pasado. También le doy las gracias a M., que aunque después ha pasado lo que los dos sabíamos que iba a pasar, me animó sin reservas en mi decisión, a pesar de que ésta supusiera el fin definitivo de algo que aún casi ni había comenzado. Le doy las gracias también a J. que a pesar de conocernos hacía más de un año, apenas si nos conocíamos, y que también me animó en la decisión y en los primeros tiempos aquí, sólo con mostrar que él estaba ahí y que podía seguir contando con su amistad, y ahora sostenida en pilares más sólidos. También a un fiel seguidor del blog, ex compañero de trabajo, que dice que no se pierde dos cosas en la semana: mi blog y gran hermano. Gracias por la alegría y el optimismo de tus emails. A la depositaria de mis pertenencias, que me ofreció su casa como almacén; siento de corazón los errores posteriores. A Andrea, que por fin ha conseguido echarme del país, empeño que tenía desde hacía más de un año.Me ha quedado una entrada muy seria, prometo que no habrá más. Mañana he quedado para comer con Entretenido, y como con él nunca se sabe…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Carta de mamá

  1. Wunderk dijo:

    Estoy segura de que no te arrepientes de la decisión… Pero voy todavía por aquí y me falta casi un año por leer…Fue muy valiente decidirse a irse a Brno… que es de los sitios más raros entre los que yo he estado (que tampoco es que haya sido muchos… que no he salido nunca de Europa, que conste).

  2. zeltia dijo:

    no te ha quedado seria,te ha quedado emotiva.y yo, que también tengo un hijo,si se me va así solito como túal mes estoy yo allí con las croquetas!:-)ni sé hacer croquetas, pero lo de tu madre me dejó el culo hecho pepsicola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s