Misterios del correo checo

Otro misterio más sin resolver. Y que no sé cómo lo podré investigar…¡pero tengo una curiosidad! Voy a exponer los hechos:

  • Hecho número 1: vivo en Brno, y tengo una dirección.
  • Hecho número 2: al poco de vivir en mi nueva casa descubrí que mi jefe además vive en mi barrio, pero no en la misma calle (me lo encontré en Tesco)
  • Hecho número 3: mi jefe es español
  • Hecho número 4: mi jefe también se llama García (nada raro por cierto)
  • Hecho número 5: alguien me ha enviado algo por correo.

¿Son estos hechos suficientes para que una aviso de paquete/carta certificada termine en el buzón de mi jefe? Pues así ha sido. Ayer, llegó mi jefe y sin ni siquiera quitarse el abrigo va directo a mi puesto. Madre mía, qué habré hecho. Y me dice: vale que un manager haga de todo, pero eso de ser asistente personal…Toma, un aviso de correos que estaba en mi buzón. ¿Cómo? ¿Cómo ha llegado hasta tu buzón? Pues el cartero, que ha visto, extranjero, garcía, pues aquí mismo lo dejo, ya se apañarán entre ellos.
Así que desde aquí hago un llamamiento general: si alguien me va a enviar un jamón de Jabugo, unos buenos chorizos ibéricos que me lo envíe al trabajo, no vaya a ser que mi jefe se quede con ellos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.