Agua

(Llevo bastantes dias sin actualizar, lo siento)

Que este pais no me quiere (no me importa) y que me maltrata (tampoco me importa), todo el mundo lo sabe. Sin embargo de vez en cuando me regala algunos placeres. Después de todo no se porta tan mal conmigo. Uno de esos placeres es el agua. Al agua caliente me refiero; y no a la de la piscina de Kraví Hora. En todas las casas que he vivido el calentador ha sido de butano o eléctrico. Esto significa que al ducharse el agua caliente tarda mucho en llegar al cuarto de baño, con lo cual tienes que abrir el grifo un rato antes, y derrochar mucha agua, cuestión poco ecológica tal y como están las cosas con el cambio climático. Pues bien, aquí no. Con eso de la calefacción central, la caldera y esas cosas, el agua caliente es como en los hoteles. Al momento la tienes…¡y para pelar cochinos! Te vas a lavar las manos…agua caliente; vas a fregar los platos (no tengo lavavajillas, un retroceso en mi industrialización)…agua caliente; pero sin duda, lo mejor es la ducha. Con la calefacción la casa estña calentita, el suelo está calentito, las toallas calentitas…te desnudas, te metes en la ducha, echas la cortina de animalitos y abres el grifo: agua caliente al instante ¡qué placer!
Por cierto, hoy llega la primavera. Parece que por fin el sol se ha animado a venir también, aunque hace un vientecillo que corta la cara. Lo bueno es que he sobrevivido al invierno checo ¡gracias al agua caliente!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s