¿Cena romántica?

Borracho. Después de mucho tiempo, otra vez borracho. Y la culpa de es de BridgetJones, por supuesto, no va a ser mía. Aunque esta vez no hubo tequila pero sí unas cuantas copas de vino.
Pues el caso es que ella fue la encargada de hacer la reserva en el restaurante, más que nada por el idioma. No te preocupes, yo me encargo de todo, me dijo. Y no sé como me atrevo a fiarme de ella, la verdad. Así que quedamos a las 7 y media para cenar, y que nos veríamos allí. Yo pensaba en una cena romántica entre los dos, hablando de nuestras cosas y disfrutando de una comida parecida a la española. Pero no fue así…¡claro! Cuando estaba esperando en la puerta, veo llegar a la alemana y su novio…¡Virgen de Regla, que esta ha avisado a media empresa! Efectivamente. Al poco llegó BridgetJones con M. y después llegó Samantha, y luego el HeavyMetal, y luego un italiano. Total, casi los de siempre. ¡Sólo faltaba PocoYo! Si es que no sé como no me lo imaginé…sabiendo que a BridgetJones no hay nada que la pare. Y cuando ya estábamos todos, dijo ella que había que hacerlo formal; así que me puse de pie y como si de una recepción del rey se tratara, fueron pasando todos felicitándome y dándome el regalo (véase la foto). La sartén, regalo de BridgetJones, es magnífica…¡como me ha gustado! Es estupenda para hacer tortillas de bar; cuando ella vuelva de España (se va el jueves), si es que vuelve, la estrenaremos como corresponde y daremos buena cuenta de la botella de vino que me regaló HeavyMetal y el italiano…¿por qué será? En verdad, por la mañana ya me regalaron otra botella, de vino checo, pero me la he dejado en la taquilla del trabajo, con lo cual serán dos para acompañar la tortilla.
Por supuesto, la noche fue completamente surrealista, como siempre que está presente BridgetJones y Samantha. La primera tira de la lengua a la segunda, y Samantha que no tiene pudor, empieza a contar… y la conversación cada vez es más parecida a las que tienes durante las comidas las chicas de “Sexo en Nueva York”. BridgetJones y yo estamos acostumbrados, pero los demás por regla general no, así que es divertidísimo ver sus caras de asombro.
Pero como no todo va a ser vida disipada y disoluta, hoy hemos quedado para ir a ver museos, porque es un día de puertas abiertas. Se llama “la noche de los museos” y todos están abiertos hasta las 12 con entrada gratuita. Y manaña domingo, a Viena con el ruso, a echar el día. Un fin de semana completito, como se puede ver.
¡Ah! Y muchas gracias a todos los que me habéis felicitado, por e-mail, por Facebook…o cualquier otro medio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s