La capital del imperio

Y no me refiero a Madrid, que también fue capital de un imperio. Un imperio mayor, porque en él no se ponía el Sol jejeje. Aunque, claro, en aquella época todo quedaba en casa, los emperadores y reyes eran de la misma familia… ¡así nos fue! Bueno, me refiero a Viena, claro está. Y se le nota que fue capital de un imperio (el Austro-Húngaro): es grandiosa. Aunque no la pude ver al detalle porque NicolásII me llevaba como los japoneses: aquí tal palacio, aquí un parque, vamos muy rápido ¿verdad? Y yo haciendo fotos como un loco…¡como un japonés propiamente!
Ibamos a Viena NicolásII (mi amigo ruso), una amiga suya que está pasando unos días aquí y yo. No iba BridgetJones…aunque cueste creerlo. Pero es que ahora se va a España de vacaciones. La rusa sólo habla ruso, así que tuve unas conversaciones muy interesantes con ella jejeje. Así que el pobre NicolásII de vez en cuando traducía algo, pero no mucho. La rusa, muy rusa ella: rubia, delgada, ojos azules, blanquita, pantalón vaquero ceñido.
El viaje surgió un poco por casualidad, un día hablando con NicolásII, me dijo que iba a ir el domingo a Viena, y le pregunté con quién, para apuntarme. Y efectivamente, me apunté. Lo malo del asunto es que el sábado él se iba a Praga a ver a su amiga, pero no pasa nada, quedamos en la estación de Viena (Südbanhof). Pero pensando, pensando, llegamos a la conclusión que luego se confirmó como cierta, que el tren Praga-Viena debía pasar por Brno. Así que en lugar de quedar en la estación de Viena quedamos en el tren. Y aunque el tren resultó que llevaba retraso de más de media hora, llegó y encontré a NicolasII y a su amiga; pero acumuló más retraso, casi de una hora, lo cual redujo nuestro tiempo de visita a la capital del imperio. ¡Por eso íbamos como japoneses! Pero repetiremos, merece la pena y está muy cerca.
Por supuesto, como ya sabemos, Austria es un país muy ordenadito, aunque a veces las señales brillen por su ausencia. Y Viena no iba a ser menos. Sus carriles-bici que ningún peatón osa ocupar, sus calles limpias, el tráfico ordenado (era domingo, no sé cómo será los días entre semana)…¡y las aceras de hormigón! ¿Será marca del imperio?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s