Kraví Hora party


No es lo que parece. Sí, de acuerdo, es una imagen bucólica, digna de una película de James Ivoy, pero el alcohol corría a raudales. Cuando se acabó la botella de vino blanco que llevaba BridgetJones, mi jefa sacó de su bolso una botella de agua de 2 litros llena del vino casero de otra compañera. Así que de bucólico, poco. Como se ve es una mini fiesta, aunque el llamamiento fue general. La jefa propuso reunirnos allí a echar un rato después del trabajo. Y fuimos más o menos los de siempre. O sea, yo, BridgetJones, MayaPlisetskaya (que hace la foto), HeavyMetal, la jefa y otro compañero que no bebe alcohol.
Mi reputación de persona adulta, formal y seria se quedó entre la hierba. Y la culpa de BridgetJones que empezó a contar algunas intimidades de nuestra relación, como la crisis sufrida porque me dormí en el planetario (que está allí mismo, dicho sea de paso), nuestros métodos científicos para no perdernos, y mi habilidades como especialista en IT (pinchar en toda parte de la pantalla en la que salga una manita con un dedo). Enfín, que mi prestigio lo perdí esa tarde-noche. Pero también perdimos la inocencia, y la fe en la historia moderna. Resulta que MayaPlisetskaya nos abrió los ojos y nos desveló la verdad de la perrita Laika: no se llamaba Laika. Laika es la raza del perro en ruso. Tenía un nombre que yo soy incapaz de recordar. ¡Qué duro es descubrir que se ha estado engañado tanto tiempo!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en qué cosas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s