Mucha

Como era previsible, aún no hemos ido a Viena, ni a echar el día ni a ver la exposición del impresionismo francés que hay en el Albertina. Al parecer, este museo organiza todos los años por estas fechas una exposición importante, el año pasado fue Van Gogh, este año el impresionismo y según la página web del museo, para el año que viene una de Picasso. ¿Estaré? El caso, es que no hemos ido; y como estamos llenos de buenas intenciones, lo dejamos para este domingo. Pero tampoco va a ser, así que lo hemos vuelto a posponer para el domingo que viene. Aunque nadie se piense ni por asomo que desperdiciamos el domingo pasado. De eso nada. En Brno también hay exposiciones importantes, claro que a la medida de esta república. El viernes pasado se inauguró una exposición sobre Alfons Mucha (se pronuncia Muja), un pintor checo modernista. Yo ya lo conocía, no sé de qué ni de dónde, pero lo conocía. Así que allí nos plantamos los dos. “¿Nos vemos a las 4 en Ceská y nos tomamos un café antes?” dije yo. “¿Antes?, replicó BridgetJones. ¡que son más de 100 obras y cierran a las 6!” “Bueno, pues el café después”. Y así, sin café ni nada nos tragamos las más de 100 obras: carteles, anuncios, ilustraciones, fotos, cartas…un atracón de la vida de Alfons. Por cierto, y según observó agudamente BridgetJones, las mujeres en sus cuadros son muy guapas y femeninas, pero en las fotos que hacía previas a los cuadros…¡qué feas, Virgen de Regla! Al parecer, son las checas modernas las guapas, porque las del siglo pasado desde luego no lo eran. Y como en este mundo globalizado todo está mercantilizado, en la tienda del museo había mucho “merchandising” de la exposición, desde bolígrafos hasta libros, pasando por paraguas y marcapáginas. BridgetJones compró un juego de 4 reproducciones y el lunes me regaló una de ellas…¡gracias, ex-amiga! Mañana iré a Ikea por un marco, para ponerla en la pared. Y también me regaló un colgante, fruto de sus relajantes clases de cerámica: un Sol radiante y un puerco espín, con sus ojos y todo pero con una pata rota.
Y volviendo al tema Viena, que es un plan incumplido reiteradamente a lo largo de una año. No hemos ido ni el domingo pasado ni este porque no habíamos comprado los billetes del autobús. ¿Y el Fabia? El Fabia está estupendamente. El que está fuera de la ley soy yo: el carné de conducir me ha caducado y el seguro del coche también. Así que estoy a la espera de recibir los dos. Y no es cuestión de tentar a la suerte, y menos aún cruzar fronteras en esas condiciones. Porque aunque los checos no tengan temor de Dios, yo sí, y de la policía aún más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adios vida disipada, Turismo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mucha

  1. MIANMASE dijo:

    VIENA!!?? Yo qiuero verla contigo. JO. Y la exposicion impresionista, y la de Mucha. A que me voy e iverno en Brno?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s