Chocolate con churros

“Estoy en la Plaza Santa Ana tomándome un café con leche” le dije a mi amigo cuando en estas vacaciones me llamó para ver dónde andaba. “Pues ve a Rosita que tienen los mejores churros de todo Mataró, de los gordos y de los finos, que allí los podrás comer más bien poco”. Pues eso hice, localicé raudo y veloz el cartel de Rosita y allí me que zampé mis buenos churros con chocolate. “Que envidia, me dijo BridgetJones antes de irme, Sol, tapas, churros con chocolate…cámbiame las vacaciones”.
Pues están todos equivocados. Y los que lean esto y hayan pensado lo mismo, también están equivocados. El viernes inauguraron el mercadillo de Navidad en Náměstí Svobody, como todos los años supongo (yo sólo conozco el del año pasado). Me ha parecido que esta vez había menos puestos, con menos variedad, pero luego he descubierto que también hay mercadillo en Zelný Trh. Puestos de cosas para regalar, artesanía, quesos y productos típicos de esta república y por supuesto, vino caliente (svařak) y comida. Bueno, decir comida aquí es decir salsichas y una especie de torta de patatas, y más patatas en diferentes modalidades. El caso es que estaba yo dándome un paseíto por el susodicho mercadillo, parado junto a la fuente que en estas fechas deja de ser fuente para acoger en su seno un portal de Belén. Y mirando alrededor, veo un puesto con algo muy sugerente de chocolate. Aclaro que aquí hay poca bollería de chocolate, nada de cruasanes, napolitanas o cañas de chocolate; en todo caso de semillas de amapola, que en aspecto se parece pero en sabor nada de nada. Pues tan dispuesto yo como siempre, me acerco al puesto y cual no fue mi sorpresa al ver que lo que veía tan atractivo desde la fuente que ahora no lo es, consitía en unos magníficos churros recubiertos de chocolate. También los había naturales, es decir, sin chocolate, y con chocolate y esas virutas de colores que se ponen en los dulces. Inspecciono bien el puesto y veo su estupenda máquina de hacer churros y su megasartén para freírlos. Los ojos se me salían de las órbitas, de un lado a otro del puesto, no lo podía creer, no lo podía creer ¿sabrán éstos qué son churros? La verdad es que la temperatura invitaba a comerse unos buenos churros con chocolate, aunque la mayoría de los checos que había por allí optaron por vino caliente. En la columna del puesto estaba la lista de precios (véase la foto) en la que ponía en español “churro” y su transcripción al checo (no sé si esa palabra existirá en este idioma). El nombre del puesto no puede ser más sugerente: španělská choutka, algo así como “capricho español”… ¡Si Rimsky-Korsakov levantara la cabeza! En fin que si quiero comer churros con chocolate tengo de plazo hasta el 24 de diciembre, porque el 26 ya están quitando los puestos y toda la decoración y dejando espacio libre para los fuegos artificiales de la Nochevieja. ¡La Navidad he llegado a Brno!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en qué cosas. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Chocolate con churros

  1. Zeltia dijo:

    me imagino la emoción que sentirías. y si te gustan como a mí los churritos, todavía más!si algún día vienes a coruña, sabrás que hay dos churrerías afamadas que se dividen los fans (como el barça y el real madrid), que son "El timón" y "Bonilla". -a mí me gustan los de las dos (golfilla que es una)- pero prefiero los de Bonilla y, después de este largo inciso,decirte qué bien te comprndo, a mí se me hubiesen saltado las lágrimas.y el vino caliente ése ¿qué tal es?¿a qué se parece?

  2. La verdad es que yo muy churrero no soy, pero reconozco que tonifican el cuerpo y la mente, sobre todo con estas temperaturas. Pero ellos prefieren el vino caliente: en vino blanco al que se le añaden especias y se calienta para que cojan el sabor. Ya venden un preparado de especias en los supermercados especialmente para el vino, como nosotros las tenemos para las paellas, caracoles y demás. Y se bebe caliente, claro. Tiene un sabor extraño, pero con una buena salchicha también tonifica cuerpo y mente ;-)))

  3. Anonymous dijo:

    ¡Por fin un signo de apertura en esa república! Ahora, de ahi a que los checos sepan apreciar unos buenos churros … hay un trecho. No me imagino yo una cadena de churrerias tipo BurguerKing en la Rep. Checa. Ellos salchichas, salchichas, y vino caliente. Aun y así he alucinado; ¡me has dejado muerta, maricón! (que diria el gps mariquita). JEJJEJEE. Yo me hubiese emocinado como Zeltia. Cómo me gusta que me sorprendas.PocoYo.

  4. No hay tinto de verano, no hay picos, no hay Burger King… pero por unos dias si tenemos churros con cholocate!!! Esta Republica es sorprendente, sorprendente.

  5. Anonymous dijo:

    Que no es "cool" dice, ¡no ni ná!, ¡pa que veas! ¡hasta churros!, para la proxima navidad, vete preparando un puestecito de tortillitas de camarones que ya veras tú el exito, ¡garantizado! te lo digo yo, con su foto del Camarón de la Isla en lo alto del puesto y tú con el delantal. Eso si, te hace falta la termomix, porque una cosa es ser tradicional y otra antiguo, y eso… never. Verdana

  6. Wunderk dijo:

    ¡Churros en Brno! ¡Qué cosasss!Ay, la de veces que hemos pensado al abrir los ojos un domingo cualquiera: "¿por qué no existirán los telechurros?".

  7. Verdana, estaría yo monísimo con mi delantal blanco blaquísimo con sus volantes por los hombros y sus puntillitas. Lo que pasa es que tendría que ser una sociedad porque me hace falta alguien que vaya comprando los camarones y congelándolos para la navidad que viene…es que el mar coge un poco lejos! Y de vino caliente nada, una copita de manzanilla de sanlúcar, y mosto no porque ya no hay en estas fechas.Wunderk, que haya churros en esta república es una prueba más de sus "peculiaridades". Como ves, no ha cambiado tanto desde que tú estuviste aquí jeje

  8. Luigi dijo:

    La globalización es muy mala, tenemos de todo en todas partes. Yo mismo en mi época inglesa comí verdura murciana, y hasta gazpacho encontré. Esto le quita un poco de magia a lo de "cada cosa tiene su tiempo", los melocotones en verano, las naranjas en otoño, etc…Sin embargo, he de admitir que te hace una ilusión terrible encontrar algo tan sencillo como un puesto de churros! Como te comprendo!

  9. Conch dijo:

    Si me he quedao loca con lo de churros en Brno… no te digo ya con la idea de telechurro!

  10. La globalización además tiene la pega de que todos los sitios se parecen cada vez más, me refiero a comportamientos y costumbres. Y le quita encanto. Vale, hay churros…pero aún no he encontrado una simple lata de tomate triturado!!!! Los checos mucho morbo sí. Muy rubios, muy blanquitos, muy guapos, muy buen cuerpo…pero a la hora de la verdad ¡no valen para nada! 😉 La vida de emigrante es muy dura en todos sus aspectos.

  11. Zeltia dijo:

    Muy rubios, muy blanquitos, muy guapos, muy buen cuerpo…pero a la hora de la verdad ¡no valen para nada!de verdaaaaad?

  12. De verdad, hija mía, de verdad. Son de una belleza sólo contemplativa… quiero decir, para contemplarla, no para disfrutarla 😉

  13. Anonymous dijo:

    PARA CHURROS BUENOS LOS DE LA CHURRERIA FRANCESC MACIA DE MATARO ESOS SI QUE SON AUTENTICOS CHURROS DONDE ESTEN ESOS QUE SE QUITEN LOS DE LA ROSITA QUE SOLO TIENEN NOMBRE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s