Navidad en Brno


Ha pasado el día de la Inmaculada y los que pongan belén en su casa ya lo tendrán dispuesto para recibir las visitas y cantar villancicos delante de él, pandereta en mano y a voz en grito. Tendrán ya los polvorones, mantecados y turrones de diferentes clases ya comprados y dispuestos en su correspondiente bandeja para disfrute de los invitados. Sin embargo, PocoYo aún no lo ha terminado. La verdad es que empezó tarde para hacer lo que quería hacer, demasiado complicado la verdad. Algo más sencillito hombre, más sencillito. Y el año que viene Dios dirá. Además no me ha hecho caso y no va a poner un puente de Santiago Calatrava en su belén, pondrá uno de los tradicionales, de troncos y madera…¡hay que ir renovando las tradiciones!
Bueno, la Navidad española todos la conocemos, sus tradiciones y sus cosas. Pero la checa, pues menos… aunque esta será la segunda que pase aquí. No recuerdo si el año pasado hice alguna entrada sobre la Navidad brunense, y no me voy a poner ahora a leerme todas las entradas de diciembre para ver qué dije. La impresión que tuve el año pasado es que la Navidad, me refiero a la iluminación de las calles, a los adornos, me parecieron pobres. No cutres, pero sí pobres. Quiero decir, escaso. Y con ese aire de tristeza que tiene todo aquí. Pero este año las cosas han mejorado: hay mucha más iluminación, con algo de diseño, el mercado navideño se ha ampliado a tres plazas en lugar de sólo una como el año pasado, y en general han cuidado mucho más los detalles, y la iluminación pública se ha extendido a más calles. Anoche estuve haciendo unas fotos, pero mi cámara no sólo es que saque los colores muy pálidos, es que tampoco vale para fotos nocturnas. El caso es que están todas movidas, y no es cuestión.<
Como bien sabéis, aquí no se comen uvas la noche de fin de año para tener unos prósperos y felices doce siguientes meses. Pero sí hay una campana. Sí señor, una campana, pequeña pero campana. Explico. En Náměstí Svobody hay una especie de tarima con su tejadito, y en el interior cuelga una campana. La gente, BridgetJones y yo también lo hicimos el año pasado, pasa por debajo y toca la campana para pedir felicidad y dicha para el año próximo. ¿No son más divertidas las uvas? El caso es que este año no nos ha ido tan mal, podía haber sido peor… y eso que tocamos la campana y nos comimos las uvas (de aquella manera, pero nos las comimos). Los dos poco a poco y no sin esfuerzo, vamos abandonando la vida disipada y disoluta.
Y ahora dentro de un rato viene mi casero a cambiar el otro fuego…¡Dios me coja confesado!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en iluminación, Navidad. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Navidad en Brno

  1. Anonymous dijo:

    jejjejej. Con tres dias de retraso y sin puente de Calatrava, pero el Belén está terminado. Y el año parece que ha sido bueno, pese a la crisis, y a las crisis. Un beso. Pocoyo.

  2. Luigi dijo:

    En mi casa no somos muy navideños, mi padres trabajan en el comercio, por lo tanto nunca hemos sentido la Navidad como una fiesta, sino como mas trabajo y menos tiempo para estar juntos. He de admitir que siempre hemos tenido un arbolico y un Belén, que mi madre quitaba el mismo 7 de enero, ya te digo que no somos muy de Navidad. Ahora que vivo solo, me esta dando ganas de poner un Belén, pero como soy muy "modenno", busco desesperadamente el Belén de playmobil, que me encanta! La decoración navideña en Murcia es increíble cada año se superan, pero como a ti te pasa, mis fotos están todas movidas! Así que no pongo ninguna! Hablando de decoración, Lisboa y los portugueses son expertos en Navidad, la decoración lisboeta de las bonita que he visto. Por ultimo, haz el favor de tomaste la uvas y déjate las campanas! Feliz Navidad!

  3. PocoYo, no, nos podemos quejar del año que está a punto de terminar…aunque podría haber sido mejor ;-)Luigi yo las uvas me las tomo, sin campanadas porque aquí son muy educados (a veces) y por la noche ya no hay campanadas…pero yo me las tomo. Y toco la campana, por si acaso. Y también he trabajado en comercio, entre las muchas cosas que he hecho, hasta que me juré a mí mismo que no pasaba una Navidad más en ese sector… y así fue. Fueron Navidades terribles, terribles. ¡Este año parece que sí van a ser navidades blancas!

  4. Anonymous dijo:

    Yo me retiré de la decoración navideña hace años, aunque reconozco que me iba variar el belén cada año, el más aplaudido , el de las barriguitas(tan asexuales ellas,nunca he sabido que eran),una china, otra negra… rollo "multicultural"…desde el año pasado la unica reminiscencia navideña es una foto de un muñeco de nieve, al que le han puesto un cigarro en una mano y un cubata en la otra. Eso sí, se pone en la inmaculada y se quita después de reyes, las tradiciones hay que conservarlas. Evidentemente la foto forma parte del ajuar de tu hermana…Verdana

  5. Sí, Verdana, las tradiciones deben ser transmitidas de generación en generación. Y como ni vosotras ni yo nos vamos a reproducir al menos que los sobrinos o los hijos de los amigos las vean y en un futuro continúen con ellas. De TiaVictoria no esperaba menos: una aportación al ajuar común de semejante índole sólo puede ser obra de una persona como ella.

  6. Zeltia dijo:

    ah, pues a mi no me gustan nada las navidades ni los belenes ni las luces ni los polvorones ni las cenas familiares ni las horteradas de los trajes de fin de año ni que me digan feliz navidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s