Bratislava


No es la primera vez que voy a Bratislava, la capital de la vecina Eslovaquia, y hasta hace poco república hermana. Otra visita a la embajada española, pero esta vez no era porque me buscara la justicia española, tuviera el carné de identidad o de conducir caducado o tuviera que solicitar el certificado digital. Esta vez era una cuestión un poco más optimista. Entregar la documentación para una bolsa de trabajo en la embajada española en Marruecos. La verdad es que no sé cómo me atrevo, si en esta república que se supone civilizada me han pasado tantas cosas, no quiero ni imaginar qué sería de mí en Marruecos. Pero bueno, siempre hay tiempo para decir que no, en el caso de que me llamen claro.
Dónde está la embajada española en Bratislava ya lo sabía, como he dicho he estado alguna vez más. Siempre he ido en coche, pero como aún no tengo el carné de conducir nuevo (Correos al parecer lo ha extraviado) he utilizado el transporte público. Y claro, la estación de autobuses estará donde esté; pero no pasa nada, como yo soy como las aves migratorias, que llevan un gps natural incorporado, llegué del tirón a la embajada, haciendo antes una paradita en la oficina de turismo por aquello de pedir un mapa (ya sabéis que es una de mis obsesiones, las oficinas de turismo y los mapas) y preguntar por una ruta para visitar la ciudad en unas horas. La señora que me atendió me dijo “hoy hace un mal día para hacer turismo, hace mucho frío; pero ayer hizo un día estupendo”. “Ya, dije yo, hace mucho frío y yo sin guantes”. Me dio un par de recomendaciones para visitar y para comer, aunque a ésta no le hice ni caso, claro. Con mi mapa y mis folletos me dirigí a la embajada, que está un par de calles más allá. Creo que el señor de recepción de la embajada, que por cierto es cubano, se pone nervioso cuando me ve aparecer. “Vengo a entregar una documentación para la embajada española en Marruecos”. Me miró con cara rara; cogió el teléfono y le dijo a alguien que había un señor para entregar una documentación para la embajada en Marruecos. “Sí, es español” dijo también. “Espere un momento que ahora le atienden” me dijo cuando colgó. Al rato apareció el secretario del Cónsul, con el que no había tratado nunca, que muy amablemente me preguntó qué se me ofrecía. “Algo sencillo, dije yo”. Tras la explicación de lo que necesitaba, me informó de que el Cónsul estaba reunido, por lo que no me lo podía hacer en el momento. “No pasa nada, me doy un paseo y luego vuelvo”. Y me dio un poco de conversación, en la que me enteré de que él venía con relativa frecuencia a Brno porque su mujer se estaba tratando la vista aquí. Me sorprendió que se operara aquí, aunque no sé si fue la miopía lo que se operó u otra enfermedad ocular, porque por un lado, aquí hay muchas ópticas y por otro, hay muchísima gente con gafas; con lo cual yo he deducido que las operaciones de miopía no están aquí muy extendidas. Se interesó, además, por mi vida en esta república, si estaba bien, si me gustaba, etc. Muy amable el caballero.
Como hacía un vientecillo que cortaba la cara, en lugar de darme un paseo como le dije al secretario del Cónsul, me fui a tomarme un chocolate bien caliente a la Plaza Mayor de Bratislava. Un sitio de decoración modernista, no sé si original superviviente a los duros años del comunismo, o de reciente recreación. Entre los parroquianos que llenaban el local, había dos españoles que hablaban a gritos; tanto, que yo que estaba en la parte de arriba los oía.
¿Y qué puedo decir de Bratislava? Todos los españoles que han hecho turismo por la zona, que han hecho el popular circuito Viena-Budapest-Praga y de soslayo han visto Bratislava dicen que es fea. Claro, es fea si la comparas con esas tres imponentes ciudades del Impero Austro-Húngaro. No es monumental; aunque tiene algunos edificios bastante dignos sorprende que el Parlamento de la República sea un edificio moderno con aire bastante socialista que más se asemeja a un instituto o una facultad que a la sede de la más alta institución de la república. Supongo que sería el mismo parlamento regional de cuando ambas repúblicas eran una especie de federación. A pesar de todo, el casco histórico, pequeño por otra parte, tiene el discreto encanto de una ciudad de provincias.
Hay ciudades que la situación geográfica no les favorece. Es el caso de Bratislava, que a pesar de estar a orillas del río que articula toda esta zona, el Danubio, está tan cerca de Budapest y de Viena que pasa desapercibida. Supongo que la importancia de esta ciudad vendría como puesto de control y como vigilancia sobre el tráfico fluvial en el Danubio: el castillo es muy buen observatorio del río y sus alrededores. Sin embargo, ni con el Sacro Imperio Germánico ni con el Imperio Austro-Húngaro la ciudad consiguió florecer, aun cuando algunos hechos relevantes tuvieron lugar en ella. Por supuesto, durante los oscuros años del comunismo mucho menos. Ahora le toca el turno a la Unión Europea ¿otra modalidad de imperialismo?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Turismo. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Bratislava

  1. zeltia dijo:

    los españoles, como siempre, dando la nota por donde quiera que vamos:Dlo del gps incorporado ya lo había pensado yo cuando te ibas en autobús por ahí, con tu mapita y tus guantes, hale, a donde caiga (más bien pensaba en los cojones que le echas)¿y ahora te quieres ir a marruecos? pues vaya cambio!el edificio oficial sí que es anodino y "discreto" por decir algo.pero en cambio el otro, el del precioso tejado con adornitos, debe estar en el casco histórico ¿no?.no olvides poner qué cosa es qué en las fotosy gracias por avisarme de la nueva entrada!(a abrigarse!, que ya poco queda, casi está ahí la primavera)

  2. ¡Cómo no te voy a avisar Zeltia, si eres una de las primeras y más fieles seguidoras! Lo de Marruecos, bueno, PocoYo me avisó de la bolsa que había abierto la embajada allí, y he echado los papeles. Pero no creo que me vaya, no tengo apenas puntos.La primera foto, efectivamente es el Parlamento Eslovaco, que aunque "discreto" está junto al castillo, y las vistas son espectaculares: todo el Danubio a sus pies.La segunda foto es la parte de atrás del Ayuntamiento Viejo. La torre que se ve es la parte frontal, que está en la Plaza Mayor (el nombre en eslovaco es algo más complicado).

  3. Anonymous dijo:

    Correos, las aves migratorias y Bratislava. JJEJEJEJA ver s de una vez recuperamos tu carnet y puedes moverte con mas libertad, ahora que llega el buen tiempo, espero. Aunque miralo por el lado bueno, asi no te multan ni tienes problemas con los bordillos nevados. Y Bratislava queda pendiete para la proxima visita, en la que ya no tehara fala GPS, porque te moveras cual guia turístico. EJEJJEJ. Un beso.De Marruecos ya hablaremos.POCOYO

  4. Pues sí, PocoYo, Bratislava está muy bien para darse un paseo una tarde de primavera, con los balcones llenos de gitanillas. O un paseo por el Danubio jejeej

  5. Luigi dijo:

    Pero bueno y al final ¿qué? Entregaste los papeles? Yo tb estoy viendo la posisbilidad de irma a Marruecos de profesor, te pagan un pastón, cosa que me endría genial para la hipoteca! jajaja!besos!

  6. Si, Luigi, claro que entregué los papeles. Pero ya no volvía ver al secretario del Cónsul, con lo amable que es. Cuando volví después del chocolate calentito, el cubano fue a decirle que ya estaba yo allí, y volvió con las copias debidamente selladas. ¡Ahora solo falta que lleguen hasta Marruecos!

  7. Hola! Verás, no, no me conoces de nada. Es que estaba buscando cosas sobre Brno y encontré tu blog. Muy interesante.Te escribo pq veo que andsa por allí por Brno y tienes un GPS como las palomas 😛 Me he metido en algún que otro foro y ni dios contesta.¿Me podrías ayudar con algunas dudas que tengo cuando esté allí? Por ejemplo la tarjeta de transporte que vale unos CZK 510/mes, ¿dónde se compra?Te agradecería mucha la ayuda. Os invito a un café! jejeje.

  8. Jose Antonio, no sé yo si aceptar el café porque el café de aquí está malísimo 😉 Bueno, eso ya lo negociaremos jejejej.Realmente no sé cuánto cuesta el bono transporte del mes, la verdad. Para un trimestre cuesta 1280 kc y se compra en las oficinas de la compañía municipal de transporte. Hay varias repartidas por diferentes barrios de la ciudad, una de ellas por supuesto en el centro. Tienes que llevar una foto

  9. Ah, y si quieres saber más cosas de esta república tienes dos opciones: o te lees el blog entero jejeje o me escribes preguntando.

  10. zeltia dijo:

    bueno, al final vas a tener un segundo curro-hobby:guía turístico:-)en serio que se agradece cuando estás buscando información que alguien que ya está en el meollo te ayude

  11. Sí, la idea de crear http://www.visit-isidro.cz se ha quedado pequeña. Porque no sólo contacta la gente conmigo para preguntas sobre turismo, sino también alguno que otro que o se viene o se lo está pensando. No sé si decir en la embajada que me nombre "cónsul honorario" jejejej

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s