Todo cae encima



En aras de prepararme mis buenos potajes de garbanzos y otras legumbres, de preparar buenos guisos de cerdo o lo que sea a la jardinera llevo tiempo queriendo comprarme una olla exprés. Tengo una en el famoso guardamuebles donde reposan lo poco que de mi pasado hay, pero es más caro traerla que comprar una nueva. Y eso he hecho. No creáis que ha sido fácil. Como BridgetJones dice muy acertadamente, nuestras vidas son una vía dolorosa.
Vi en un folleto del Interspar, siempre he sido un fan incondicional de los folletos de publicidad (¡cómo echo de menos los folletos quincenales de Carrefour!), una olla exprés por 499 kc. Precio razonable. Allí me planto. Pero cual fue mi sorpresa cuando vi que estaba marcada al doble. Evidentemente no la compré, y no protesté porque como del folleto sólo entendí el precio y la foto no sé si la oferta tenía alguna limitación (además del idioma, claro, que ya me vale, ya me vale). Me volví, por tanto, sin la olla. Pero ayer, cuando volví de un rato desagradable en la piscina comunista, me paré en Stará Osada que me cogía de paso para comprar algunas cositas en el Albert que hay allí. Stará Osada es un punto de conexión del transporte público donde coinciden varias líneas de tranvías, de autobuses y de trolebuses. El Albert está en, llamémoslo así, un centro comercial… yo diría que de la época comunista primaria. Es un edificio con dos plantas y un patio en medio, con las tiendas alrededor del patio. Cual no fue mi sorpresa cuando vi justo en frente del Albert una tienda que vendía de todo. Tipo chino, pero en checo. Desde pinzas para la ropa hasta clavijas para equipos de audio, pasando por bombillas, platos, vasos y un sin fin de artículos de plástico para el hogar. Es un sitio, que aunque autoservicio, hay varios dependientes (que dicho se de paso, dado mi control del idioma para mí son completamente inútiles) y como en la tienda del Pié León de mi pueblo cuando yo era pequeño, si compras una bombilla prueban que funcione antes de llevártela, no vaya a ser que esté fundida. Entré embargado por la emoción propia de una maruja al ver tanto artículo para el hogar juntos. Y la dicha fue ya total cuando vi unas brillantes ollas a presión de un resplandeciente acero 18/10. Y una de ellas estaba a 459 kc. Pero, mala suerte, el efectivo que tenía lo gasté en el Albert y allí no aceptaban tarjeta. Nada, volveré mañana, pensé. Y eso he hecho, hoy he ido y he comprado la olla. No la que vi ayer, sino una rápida. Me decidí por esta porque todo en la caja estaba en inglés, con lo que supuse que las instrucciones también lo estarían. No es que una olla rápida tenga un mecanismo muy sofisticado, pero nunca está de más echar un vistazo por si tiene alguna peculiaridad. Por supuesto, una vez pagada una de las chicas comprobó que todo estaba en orden dentro de la caja, que no faltaba nada y que todo estaba en perfecto estado. Así que con la olla debajo del brazo, aquí tampoco dan bolsa, me subí en el autobús camino de casa. Una vez aquí, la saqué y miré en su interior, primero las instrucciones: “instruction manual/návod k pouzití”. Parece que está en inglés también. Pues no, debe haber habido un error en la imprenta china porque sí, las instrucciones están dos veces, pero las dos en checo. Tentado estuvo de volverme a pedir unas instrucciones en inglés, pero me acordé de cuando yo me dedicaba a la venta de electrónica de consumo, y los extranjeros me pedían instrucciones en su idioma o, como mínimo, en inglés. Y yo les soltaba que las directivas europeas no obligan a ello, sólo a que estén en el idioma del país donde se produzca la venta (evidentemente no lo decía así de sopetón, sino cuando protestaban). Pues toma ya, a mí me ha pasado lo mismo, y me tengo que volver a tragar mis palabras. La vida de emigrante, que como todos sabemos, es muy dura.
El caso es que con la olla viene un accesorio que no consigo adivinar para qué es. Se trata de lo que se ve en la foto dentro de la olla, como si fuera una pinza. Como también podéis ver, el traductor de Google tampoco ayuda mucho. La marca de la olla es Manttra, que nadie piense que era una Fagor o WMF; supongo que porque después de comerse un buen plato de comida con pringá lo único que se puede hacer es liberar la mente porque el cuerpo queda fuera de servicio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en casero y hogar, Google, qué cosas. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Todo cae encima

  1. Anonymous dijo:

    JAJAJAJJA. Como no quieres que me ría. Cada día eres más almodovariano, auqnue creo que estas creando hasta un estilo propio. Hay que empezar a buscar un editor. Pocoyo.

  2. Bueno, por mí encantado. Pero no comparto derechos de autor jejejej

  3. zeltia dijo:

    pues yo no puedo ayudarte, siempre pienso que esas cosas sólo las comprenden los ingenieros!yo también debería comprarme una (qué mala ama de casa soy)y… si tuviera que pasar todas las aventuras que tienes que pasar tú para hacerte con cualquier ingenio!espero que te hagas unos potajes buenísimos, con su correspondiente pringá, claro. (llegué a saber lo que era la "pringá" hace unos años, gracias a una amiga mía que es malagueña)

  4. Pues ayer mismo me preparé un potaje de garbanzos, pero los garbanzos que encontré no eran ni mucho menos, unos garbanzos de Zamora. Seguiré buscando unas legumbres de calidad, que creo que aquí es difícil de encontrar, pero buscaré.¡Ojalá pudiera hacer una pringá! Pero dudo mucho que encuentre morcilla en esta república. Agudizaré el ingenio para encontrar un sustituto, qué le vamos a hacer.

  5. Anonymous dijo:

    Pues es un soporte para colocar el cestillo (que suele venir tambien) encima y hacer cosas al baño maria por ejemplo, al vapor, etc… en cualquier caso yo nunca le he dado mucho uso pero tu que eres un excelente chef seguro que si lo haces.Verdana

  6. Uy, pues el cestillo no viene, y no sé si atreverme a buscarlo en esa magnífica tienda que he descubierto. De todas formas, yo no hago muchas cosas al vapor, pero todo es empezar.Muchas gracias, Verdana, alma mater de este blog jejeje qué haría yo sin ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s