Un poco de todo

Hace tiempo que no actualizo el blog. Y es que los temas se me van acabando. Ya que soy medio checo, que me he habituado a esta república, ya que he aprendido a desenvolverme en ella, y que ya queda lejano el choque cultural pues no me queda mucho de lo que escribir.
Encima el invierno ya está aquí, y es de noche cerrada a las 5 y media de la tarde ¡Gracias cambio de hora! El gorro, la bufanda y los guantes son ya parte insustituible de mi persona. Sólo queda esperar a que empiece a nevar y no pare hasta abril. ¡Qué tristeza! Porque sí, la nieve es muy bonita…¡pero de visita, como los niños! Aunque también es cierto que la actividad cultural principal se desarrolla en invierno. Me refiero a conciertos, óperas, ballets, exposiciones. Aquí y en toda la zona. El Museo Albertina, en Viena, que está a un tiro de piedra, tiene organizadas hasta enero un par de exposiciones que parecen interesantes. Una más que otra: yo no soy muy fan de Picasso, y BridgetJones tampoco, así que seguramente no iremos a esa. ¡O quién sabe! La otra es sobre dibujos de Miguel Ángel, que sí es más de nuestro estilo. No es que seamos contrarios al arte moderno, ni mucho menos. No sé, a lo mejor nos da tiempo a ver las dos el mismo día. O no vemos ninguna. Otro acto cultural interesante es ballet, en Bratislava. Durante este mes actúa el Ballet Nacional Ruso, habrá que coordinar un escapadita de Fabia, digo yo, porque no sé si tendré oportunidad de verlo alguna vez más en mi vida. Y hay que aprovechar las oportunidades que estas repúblicas brindan. Todo esto suena muy glamuroso, lo sé, pero la realidad es que no hay otra alternativa a las cervezas, y nosotros seguimos en nuestra intención de abandonar la vida disipada y disoluta. Y ahora que ni yo tengo bambi ni ella tiene amante, pues tenemos más tiempo para la vida cultural. De nuevo nos vemos los dos solos, el uno con el otro, como un viejo matrimonio. Hay veces que incluso no tenemos nada que decirnos. Sí tenemos, pero como en los matrimonios de larga duración, puede esperar a luego. Ella lo dice mucho, que somos como un matrimonio viejo cuando llegamos a tomarnos algo a algún sitio, nos sentamos y nos quedamos callados. Pero claro, en cuanto que aparece la primera cerveza la actitud de viejo matrimonio se va al garete. Lo que ocurre es que cuando vamos andando nos reímos mucho, bastante más que cuando estamos sentados. Normalmente cuando llegamos al sitio en cuestión nos relajamos, y el silencio aparece entre los dos y cada uno mira para un lado, y a veces protestamos del camarero-a, y leemos la carta. Por cierto, lo que ella se pide siempre está mejor que lo mío… ¡y yo las cartas las entiendo!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en qué cosas. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Un poco de todo

  1. zeltia dijo:

    eso de que lo que come el otro (o bebe) siempre está mejor que lo propio, debe ser un mal general 🙂
    me has hecho sonreir con lo del matrimonio viejo, ése es un status dificil de alcanzar: sólo se da entre personas que se entienden muy bien (o entre las que no se entienden en absoluto, pero en el caso de la amistad se entiende que este segundo punto no se da). El silencio y la observación parece que fuesen sinónimos de aburrimiento, y no. Para nada.
    Así que este mismo razonamiento te lo aplicas a “tu mirada” hacia la república en la que vives… no es que no tengas nada que decir, es sólo que… puede esperar. Pasado el primer impacto y las sorpresas iniciales, seguramente tus observaciones no te conmueven con tanta fuerza, pero ahora comienzan las delicadezas, los detalles, el entendimiento e incluso, la reflexión.
    y por esa línea tienes muchísimo que aportar.
    Veo también que además eres de las personas que se toma con calma lo del blog y eso juega a tu favor, en el sentido de no escribir por escribir, sólo rellenando espacios.
    Me gustan siempre los comentarios que dejas en mi blog, aportando puntos de vista personales, reflexionando… si, sí. Eres un comentarista estupendo.

    Abrígate mucho.
    Y haz una entradita con fotos. Recuerda que lo que para tí ya empieza a ser ordinario, para nosotros es extra-ordinario

    • Ni está, ni se le espera dijo:

      ¡Zeltia, me dejas anonadado! No sólo por la extensión del comentario que casi es más largo que la entrada 🙂 Sí, es cierto que me tomo el blog con calma, si no tengo nada que decir no hay entrada; eso es cierto. Pero eso hay que conjugarlo con una cierta periodicidad, o mi público se aburrirá…¡y me debo a mi público! También es cierto que, aunque me queda mucha adaptación, los grandes choques han pasado ya, y como tú dices, a lo mejor lo que ahora toca es fijarse en los detalles, pero en realidad todo mi blog ha sido sobre detalles, y cosas en principio “insignificantes” pero que marcan las diferencias. Bueno, ya veré que nuevo giro le doy al blog.
      Me alegra que te gusten mis comentarios en el tuyo 😉

  2. Anonimo dijo:

    Hola Zeltia. What a struggle, what a struggle!!!!!. Soy POCOYO. Me encanta tu comentario, igual que la entrada, aunque como soy un poco sufridor del proceso de creación que aquí el amigo NI ESTÁ… lleva a cabo, he de decir que difiero en algunos matices, que no desvelaré por respeto al creador. JEJEJJJE. Sólo diré que un creador nunca está en calma.

    Me encanta las descripciones de los lugares. Y no sólo los físicos. Sino los emocionales. Lo del matrimonio es cierto, yo lo he constatado: “Matrimonio medio checo”. Y lo de la adaptación también ha sido corroborado. A este paso, hasta yo terminaré hablando checo antes que inglés.

    Yo se que no se te acabarán los temas. Zeltia tiene razón. El blog dará el giro que de tu vida, y ese es el mejor guión.

    Un beso.
    POCOYO.

    • Ni está, ni se le espera dijo:

      ¡Cualquiera diría que sufro lo indecible para escribir una entrada! Y sabes perfectamente que no es así, que las hago del tirón… por eso algunas tienen esos errores gramaticales e incluso ortográficos jejeje. Ya sé que los temas no me van a faltar, pero, aunque no sea una crisis de creatividad (jejejeje), sí es un poco de vagancia. Esta república, y yo, da para mucho.
      P.D.: what a fight! suena mejor, aunque la correcta sea la otra.

      • Anonimo dijo:

        Yo no he desvelado ningún detalle del proceso de creación. Eso es un material muy sensible, que, además, podría ser tema para otra entrada tuya. Mira. Te doy ideas.

        Y a mi me suena mejor “struggle”. JEJEJJE

        POCOYO

      • Ni está, ni se le espera dijo:

        ¡Virgen de Regla, qué lucha, qué lucha!

  3. zeltia dijo:

    que lucha, que lucha, virgen de la regla!

    (el orden de los factores no altera el producto)

    en fin,
    What a struggle!
    o what a fight!
    🙂

    saludos también para Pocoyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s