¡Esta es mi playa!

“Vamos por la sombrita, anda” dije yo. “No, vamos por el sol, a ver si cojo algo de color”. “Es que estoy un poco harto de sol, creo que 40 años de sol de Chipiona y Almería son suficientes”. Esto fue el día de la visita a Předklášteří, cuando íbamos en busca de un café. Lo que ocurre es que desde entonces no ha habido casi ni un sólo día como aquel. Está siendo un verano más cercano a octubre que a junio, incluso a veces parece otoño. Son las cosas de esta república. Pero a pesar de todo, y a pesar de estar en plena Centroeuropa, en Brno hay playa. Sí, sí, sí. Playa. Además playa urbana, nada de tener que coger el coche, la sombrilla, la toalla y la nevera y hacerse un par de decenas de kilómetros. Claro que tampoco es la playa del Infante (Chipiona) ni Mónsul (Almería), pero playa al fin y al cabo. Incluso tiene su chiringuito. Muy completa ella.
En Náměstí Svobody han montado un arenero, con sus hamacas, sus palmeras y toda la parafernalia que se le supone a una playa del Caribe. Menos el sol. Claro que eso no es impedimento ni para disfrutar de un mojito ni para tumbarse en una hamaca. Y tiene éxito, aunque la gente no vaya con indumentaria muy playera que digamos.
Además de la playa de Náměstí Svobody hay otros lugares, además de los parques y plazas, donde tomar el sol. Por supuesto las piscinas. La más concurrida es La Riviera, que en realidad no es una piscina propiamente dicha sino un tramo del indolente río Svitava domesticado. Pero tiene todos sus accesorios: toboganes de agua, chiringuito con barbacoa, hamacas, césped. Los que no quieren pagar y no les importa hacerse algunos kilómetros, pueden ir al pantano, que aunque manso, no domesticado. O a la cantera de Velká Klajdovka, aunque éste es un lugar de dudosa reputación.
Lugares por tanto para tomar el sol no faltan. Lo que falta es la materia prima. Yo no sé si el exceso de vitamina D que mi cuerpo procesó durante los años de implacable sol, se acumulan como reserva. Me temo que no. Así que me tendré que convertir en más checo aún y aprovechar los rayos de sol cuando fugazmente aparezcan. O tomarme unas pastillitas. Porque dicen los científicos que la vitamina D ayuda con el ánimo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Inclasificable. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¡Esta es mi playa!

  1. Zeltia dijo:

    todo estupendo, que sí.
    lo que me parece excesivo es lo del salvavidas.

    [y ten cuidado con las pastillitas de vitamina D, que en exceso es malísima]

    • Ni está, ni se le espera dijo:

      Supongo que el salvavidas es por si se ahogan en cerveza jejejeje o en mojitos… ¡con lo que bebe esta gente!

  2. mianmase dijo:

    Quiero pruebas de que realmente tomas el sol en alguno de esos sitios. Una fotico en bañador. Que veamos ese cuerpo esculpido en la piscina durante todo el año!!

    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s