Yo a lo mío

A veces la página web de la piscina engaña en cuanto a la disponibilidad de calles. Pero ayer no fue el caso. Estaba reservada hasta las 4 de la tarde y a partir de las 6. Así que tenía dos horas para nadar. Y allí me presenté yo, debidamente equipado con el bañador y la toalla naranjas, las gafas grises y las chanclas verdes. En realidad, lo que decía la página web era una verdad a medias, porque según ponía, estaba reservada para un curso o un equipo de submarinismo. Y no fue eso lo que encontré, sino una competición. Me extrañó que los bancos entre las taquillas estuvieran desordenados, e incluso había más de los que normalmente hay. ¡Con lo ordenados que son aquí! Las cosas pueden estar deterioradas, pero no desordenadas.
Cuando ya estaba cambiado y me dirigía a la piscina propiamente dicha, al pasar por las duchas me encuentro con un montón de bambis vistiendo reducidos bañadores blancos, con la palabra Germany escrita en el culo. ¿Y esto? Al principio pensé que era un grupo de amigos, que conservaban el bañador de algún curso o de una antigua pertenencia a un equipo amater. Pero no era así, como comprobé cuando entré en la piscina. En uno de los extremos un grupo numeroso de bambis ataviados de chándal y toallas rojas, y un par de señores maduros que daban instrucciones. En sus chándales se podía leer “unterwasser rugby Osterreich”. Sobre ellos, y de una precaria cuerda que iba de una columna a otra, un conjunto de banderas de esta república, Austria, Eslovenia, Alemania y Turquía. Había alguna más, pero no la reconocí.
En fín, que yo a lo mío y ellos a lo suyo. Mientras que yo, con más voluntad que estilo, iba de una punta a otra, los socorristas iban quitando las banderas y adecentando un poco la zona, que estaba llena de botellas de agua vacías. Bueno, que yo a lo mío. Y una de las socorristas vaciando unas botellas de agua que aún tenían algo, encima de mis chanclas que había dejado en el borde de la piscina. Vale que es agua sobre agua, pero ¿es que no hay más sumideros que el que está justo al lado de mis chanclas? En fin, yo a lo mío.
Y lo mío acabó, es decir, me cansé de darle vueltas a la piscina. Con la gracia y elegancia que me caracteriza, salí del agua y me dirigí a las duchas. Por allí aún quedaban algunos bambis rezagados y de fondo, se oía una música estridente, más propia de un botellón que de una zona deportiva y totalmente impropia en lo que suele ser un remanso de paz, sosiego y deporte. Pensé que alguno de los entrenadores estaba usando la megafonía de las instalaciones para animar a los perdedores. Aunque esa posibilidad me parecía remota en algún alemán o austríaco, que eran los que por allí pululaban. Yo a lo mío, que ahora era ducharme y secarme el pelo. Al salir ya no había ni música ni bambis. Pero yo no vi nada que indujera a pensar que en la piscina, en los vestuarios concretamente, hubiera algún sistema de megafonía. La han reformado, es cierto, pero no en tal grado de sofisticación que un posible sistema de altavoces sea invisible.
El misterio se desveló cuando ya me iba. En la puerta aún quedaban algunos bambis y sus responsables, cargando en las furgonetas los equipos. La verdad, no sé cuánto material necesita el unterwasser rugby, pero al parecer mucho. Algunos de ellos tiraban de las maletas y se dirigían, andando, al hotel. La música aún sonaba, al mismo volumen y con el mismo ritmo. Pensé que provendría de alguna de las furgonetas. Pero no. Uno de ellos con una mano arrastraba la maleta y con la otra portaba un radiocaset aun sonando a toda mecha. Y eran los turcos, no los alemanes ni los austríacos. No podían ser otros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Imprevistos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s