Ová

Snehurka

la_pelicula_festival_spanelskeho_filmu_2013-400

A pesar del tiempo pasado en esta república, aún hay cosas que me sorprenden, aunque ya debería estar más que acostumbrado. Lo que ocurre es que uno no siempre repara en todo lo que le rodea, que no es poco. Esta mañana voy a la cocinilla de mi planta a por un café. Que es gratis, dicho sea de paso. Las multinacionales son así: deslocalizan porque los sueldos son más baratos, pero regalan a los empleados el café, vales de comida y pases para hacer deporte. Y aún así, les sale más barato que en Holanda, por ejemplo. Bueno, pues yo iba a por mi capuchino y cual no fue mi sorpresa al ver pegado en la pared el cartel del festival La Película. Como es rojo, llamó mucho mi atención, y me dije a mí mismo “vaya, quién será el intelectual entre tanto friki como hay aquí”. Pero no terminó ahí mi estupor. Junto al cartel de rutilante rojo, había otro en sobrio negro: “Sněhurka: Jiný příběh”. Está claro: Blancanieves. Es evidente que el friki intelectual es muy intelectual, porque esa versión de Blancanieves es muy libre, amén de local. ¿Entenderá lo de los enanos toreros? Pero mi perplejidad no terminó ahí. En realidad no era ese el motivo de que mis ojos se abrieran y mis labios esbozaran una débil sonrisa mientras la máquina hacía su trabajo para preparar un capuchino. Me fijé en el plantel de artistas. ¡Virgen de Regla! Pobre Maribel… ¡Verdúová! y pobres Inma Cuestaová, Ángela Molinaová, Sofía Oriaová y Macarena Garciaová. ¡En esta república o tienen límites! Es cierto que yo, persona avispada donde las haya, sabía que en esta república y otras de similar calaña, los apellidos tienen masculino y femenino. Bueno, nosotros tenemos dos, así que también tenemos por qué callar. Pero, claro, aplicar sus reglas nacionales a los extranjeros, es pasarse un poco. He visto escrito muchas veces nombres de extranjeras, sobre todo artistas de cine, con su terminación en -ová. Aunque como de todas formas para mí también son extranjeras, no me sonaba tan mal por ejemplo Michelle Obamaová. Pero Maribel Verdúová o Ángela Molinaová daña los oídos.
Por cierto, la crisis también ha llegado a La Película: sólo 3 películas españolas programadas. Entre ellas, Blancanieves, claro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Adios vida disipada, Inclasificable, qué cosas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s