Descanso dominical

Bilá Hora

Cuando terminé de escribir esta entrada, después de tanto tiempo, me puse a pensar en el título. Pero no se ocurría ninguno. Porque el símil de la hibernación de los osos me parecía exagerado, porque no ha sido tal. Al fin y al cabo ha sido más un descanso que otra cosa. Descanso invernal no me gustaba del todo. Y así, como quien no quiera la cosa, me acordé del título de uno de los discos de Mecano: Descanso Dominical. Sí, podéis llamarme pureta. No me voy a ofender, lo tengo muy asumido ¡Qué se le va a hacer, el paso del tiempo es inexorable!
A decir verdad no ha sido un invierno a los que con tanta lucha, esfuerzo y sufrimiento me he acostumbrado. No ha sido un inverno de calzoncillos largos, ni de estanques congelados, ni de nieve siquiera. Así que como el tiempo pasa, nos hemos plantado en primavera otra vez. No sólo los árboles vuelven a la vida. Parece mentira que a medida que los días se van haciendo más largos y el sol va dignándose a hacernos compañía, nosotros nos vayamos llenando de energía, y de ganas de hacer cosas. Pero así es. No es que durante el invierno uno se quede metido en casa. No es eso. Para nada. Y de muestra, un botón.

Aprovechando que su amiga mejicana y el marido holandés de ésta estaban de visita en esta república, TrasgoDelSur organizó lo que llevaba mucho tiempo queriendo organizar: un fin de semana de bodegas. No porque esto no sea la Ribera del Duero, ni la Rioja Alavesa, y las bodegas no estén diseñadas por Gehry, Calatrava, Moneo o cualquier otro arquitecto de fama y caro, van a dejar de organizar visitas (eso que algunos llaman enoturismo, algo muy fino). En fin, que allá nos plantamos todos, los de siempre, en Čejkovice. La visita incluía degustación de vinos, cena y alojamiento con desayuno. No es que fuéramos muchos, 3 parejas y dos versos sueltos, pero llenábamos el hotelito. “No va a ser la primera vez que duerma con un hombre” que no fuera su marido, quería decir ella.

Y dio comienzo la función. Como la reserva la hizo Artista, el dueño de la bodega no pensó que de los 8 que íbamos, sólo 2 eran checos. “¿Y de dónde sois?” preguntó el buen hombre. A esas alturas el marido de Princesa ya llevaba un buen rato haciendo de traductor simultáneo. “Méjico, España, Colombia, Holanda, Serbia” aclaró e ilustró él, para asombro del propietario que aclaró “aquí los únicos extranjeros que han venido han sido rusos. Voy a llamar a mi primo que habla inglés”. Es una bodega familiar, y entre todos se reparten el trabajo, aunque para ninguno de ellos ésta sea su principal ocupación. Al rato llegó su primo. Un bambi rubio de pelo suave, con unos ojos azules a juego con el jersey ajustado que llevaba, aunque ya con síntomas de una incipiente calvicie. “¿Qué edad tendrá?” me preguntó princesa. “Pues 27 o 28” dije yo. Me cuesta trabajo estimar la edad de estos rubios de piel blanca; a mí siempre me parecen más jóvenes de lo que en realidad son, así que tiré por alto. Princesa le preguntó, claro. “24” lo dicho, tiro por lo alto. Le habíamos estropeado la noche del sábado al pobre bambi, porque él llegó muy vestido para salir. Además, al principio no paraba de enviar mensajes, mientras nosotros bebíamos como posesos. Nos explicaba las características de cada una de las botellas que iba abriendo y sirviendo, la variedad de uva, su origen, esas cosas que a nosotros, a medida que íbamos consumiendo botellas, nos interesaban menos. Pero no le hacíamos ascos a ninguna de ellas, faltaría más. Nos enseñó incluso la bodega, porque todo esto se desarrollaba en un saloncito anejo a ella. Después de eso se marchó y nos dejó allí con la cena y más botellas de vino. En aras de preservar la honorabilidad de todos los asistentes, no comentaré cómo terminamos todos, porque algún Ángel Custodio debió velar por nosotros para subir a las habitaciones sin contratiempos. Menos mal que el contundente desayuno del día siguiente, se encargó de reparar un poco mi deteriorado cuerpo y mente. Uno no está ya para según qué cosas.

Aparte de este conocimiento por inmersión de los vinos de la zona, durante este tiempo también ha habido cultura. Bueno, el vino también es cultura. Se ha celebrado un año más La Película, el festival de cine español que organiza la embajada en Praga, Brno y alguna que otra ciudad de esta república. Pero eso ya lo contaré en otra ocasión, si se tercia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Turismo, vida disipada y disoluta. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Descanso dominical

  1. Paula dijo:

    Ojjj, titular siempre fue lo que peor se me dio. Entre que no se te ocurre nada, y que te ponen un espacio delimitado. Y que una vez has rellenado el espacio te echan en cara que si tienes que acortar o alargar tal o cual palabra porque al enmaquetar.

    A la porra. Por eso una se cambia de profesión y se crea un bloj en el que escribir al libre albedrío. Así que, autoestopista de la brigada de carreteras checa, ¡¡tú titula sin presiones!! Si no se te ocurre nada, pues eso, le plagias el título a otro y a volar. ¡¡Bien hecho!!

    Mecano, esa música que os poníais los de cierta quinta para dormir. Lo entiendo, porque ciertamente es mejor que contar ovejitas.
    Aún recuerdo cuando la hermana pureta de mi mejor amiga (que no es pureta, porque es tres meses más joven que yo) se compró el Singstar de Mecano. Creo que hay pocas cosas que comprenda tan poco como esa (bueno, es parecida a la de entender que recuerdes un título de un CD de Mecano).

    Dios, me imagino a mi madre, que utiliza camiseta interior térmica en Santander, viviendo en la checa república, y es que me parto. Se las compró un invierno para viajar a Alemania, y nos despiporramos todos vivos de ella porque hacía mejor tiempo en Alemania que en Madrid, y casi se nos achicharra. No, no me hagas recordarlo, que me da la risa todavía.

    Me encanta la reacción del dueño de la bodega, jolín (no puedo poner joder porque es feo), me imagino su cara examinando uno a uno a los presentes y llamando al primo xDDDDD

    Nosotros (digo el taster y yo) de vinos no somos mucho, pero ¿se nos puede preparar una visita de quesos? No sé si tienen gran fama por esas tierras, pero yo probé algunos (en cuyos etiquetajes aseguraban ser checos) buenérrimos.

    Un beso!!!!!!!!!

    PD: Sombra aquí!!
    PPD: Siento no decirte, algo así como, sí, por favor, porfiporfiporfi, cuéntanos algo del festival de cine. Pero yo de cine estoy muy limitada. Mi ídolo es el tío de Transporter, no me pidas más.No vamos a hablar de clásicos, ni de cine de los 50. Sería feliz si Alerta Cobra sacara una peli, de ahí no paso.
    PPPD: Pero, por favor, que no dure tanto el vino como duraron las María 😛

  2. Anónimo dijo:

    ¡¡¡Aquí faltan fotos!!! ¡Boicot a este post sin (más) fotos!

  3. Paula dijo:

    No sé de qué le hablas a la Anónima esa, que parece una tía simpática, por cierto. Pero yo a ti no te tengo calado en Facebook, Twitter, Pinterest, Samsung, Bosch ni en nada de nada. ¿¿¿Este bloj tiene Facebook??? ¡¡¡Dámelo a mí y no a la del bambi!!!

    PD: ¿Que por qué sé que es una mujer? ¿¿Qué estás diciendo?? ¿¿Qué insinúas?? A mí por ahí no, ¡¡eh!!

    • Nononono este bloj es muy de la vieja escuela, y nada de feisbuc, ni tuiter ni nada de nada. Pero yo, como persona humana con sus dos piernas, sus dos brazos sí lo tiene. Feisbuc nada más. Allí se puede ver al bambi… y a más gente 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s