La curiosidad mató al gato

La foto es de internet, evidentemente

Que yo leo cualquier placa que esté al alcance de mi vista, lo sabe bien BridgetJones, compañera infatigable en todas mis aventuras y desventuras en esta república. Las leo aunque no estén escritas en algún idioma que domine (o sea, el español), me quedo mirándolas con atención suprema, con una concentración excesiva para una persona que se supone leída. Lo que ocurre es que no entiendo ni palabra, e intento usar la imaginación, buscar algo que le pueda dar un sentido al conjunto. Yo, apasionado de los detalles, busco alguno que me dé una pista. Normalmente no lo encuentro, pero no desisto.
En mis inicios en esta mi ciudad putativa, me topé con una placa. Bueno, mejor dicho, con un poste de estos de información turística en el que ponía en un correctísimo checo Komenského náměstí. Intenté entender qué ponía, despreciando los otros dos idiomas en que estaba escrito: inglés y alemán. Al final, tuve que acudir al inglés.
¡Oh, sorpresa! Plaza de Comenius. ¿Y por qué tiene este buen señor una plaza aquí, en pleno centro? ¿Una plaza importante, con iglesia y todo? Vale, la iglesia es luterana, pero iglesia al fin y al cabo. Curioso como soy, me puse a investigar. Pues este buen señor también era de la zona. Precisamente de Uherský Brod, un pueblecito que está en la carretera de mi vida. En los tiempos en que le tocó vivir, su pueblo estaba bastante más lejos de Brno que ahora, que se llega en un santiamén.
Yo conocía a Comenius poco más que de los programas de intercambio de Formación Profesional. Y pensaba que era holandés o alemán. Uno es leído, pero tiene sus lagunas. Así que me dispuse a averiguar qué hizo este buen hombre. Pues nueva sorpresa. Resulta que es el padre de la pedagogía. ¡Quién lo iba a decir! Y muy importante en su época, por lo que parece. Ha tenido más suerte que Mendel, porque su imagen está en el billete de 200 coronas, uno de los más utilizados. Aquí en Brno, aparte de la plaza, que yo sepa no hay nada más que se llame Komensky.
Por cierto, en su imagen en el billete tiene los ojos un poco desencajados… ¡y eso que él es muy anterior a la LOGSE!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s